El color azul en Würzburg predominaba, no cabía prácticamente un alfiler y Avenida comenzó fantástico, sin embargo, no logró marcharse en ningún momento y Galatasaray fue recuperando, para llegar a un final igualado en el que les salió cara.

El encuentro comenzó con Perfumerías mandando: desde la defensa, dejando en 9 puntos a Galatasaray y, anotando 17 con un buen porcentaje en el lanzamiento exterior, logró un parcial importante que le daba la vuelta al choque. Pero como decía el propio conjunto charro en su cuenta oficial de twitter, todavía quedaba mucho por jugar.

En el segundo parcial llegó la reacción otomana; el ataque azulón perdió frescura y Galatasaray redujo la distancia ligeramente, para poner el pase a la final de nuevo de su lado: al término de la primera mitad, +5 para Avenida en el encuentro, -2 en el total.

A la vuelta de vestuarios, Perfumerías logró volver a anotar y recuperar un poco, sin embargo, Galatasaray dio otro golpe sobre el ecuador del parcial para empatar el choque a 39, que paraba Miguel Àngel Ortega.

Laura Nicholls rompía el parcial, pero era momentáneo ya que el equipo otomano continuó siendo superior y puso a Avenida en un momento muy crítico del choque, +3 Galatasaray en el choque, +10 en la eliminatoria.

Era el momento de reaccionar sí o sí para agarrarse a la final y lo hicieron las charras: lideradas por las interiores con Erika de Souza, Laura Nicholls y Angel Robinson tirando del carro, +4 de parcial para darle la vuelta al partido, +1 tras un gran tapon de Adaora Elonu que encendía Würzburg; diez minutos por delante, 6 puntos mínimo para forzar la prórroga.

La inercia era muy positiva y se vio en el inicio del definitivo parcial: gran salida salmantina que provocó un +5 de parcial que obligaba a parar el choque a la entrenadora otomana y dejaba la eliminatoria prácticamente igualada.

Los siguientes minutos fueron de poco acierto y muchos nervios para dar lugar a una recta final con la clasificación en un pañuelo. Y es precisamente en estos decisivos momentos en los que a Perfumerías le faltó el acierto de otras muchas veces cuando aprieta el marcador y la tensión: varios triples liberados, entradas en contra ataque con superioridad, lanzamientos desde dentro del 6,75  que no entraban, varios de ellos escupidos por el aro; permitían a Galatasaray jugar con la mínima ventaja que obtenían y obligar a Avenida a llevarles a la línea del 4,60, desde la cual, certificaron los puntos necesarios para meterse en la final de la Eurocup.

Perfumerías Avenida queda apeado de esta manera de la competición. Una pena deportivamente y más recordando que con Familia Schio, tampoco pudo remontar en Würzburg para acceder a los cuartos de la Euroliga. Dos oportunidades que se le han escapado al conjunto de Miguel Àngel Ortega que sin embargo, ya tiene en sus vitrinas la Copa de la Reina de este año y quiere el doblete en playoff con una nueva liga.

Como dice el propio club en sus redes sociales hacia su afición: ‘levantarse no es un objetivo, levantarse es una DEUDA’

Pincha sobre este texto para visualizar las estadísticas FIBA