Se ha hecho historia en el Martín Carpena, ayer viernes el equipo de Joan Plaza se ha hecho con la victoria ante el Lokomotiv Kuban Krasnodar, entrenado por Sasa Obradovic. Dejando la eliminatoria a su favor.(2-0)

Desde el primer momento las sensaciones del equipo fueron explosivas, hay una unión especial entre el equipo y la afición. Hubo lleno en el Carpena, todos los aficionados llevaron al equipo en volandas. El equipo del Lokomotiv desde la presentación se les notaba que el ambiente les influía, ante tanta multitud.

En el primer cuarto el Unicaja se hizo fuerte tanto en defensa como en ataque, tanto que comenzó con una lluvia de triples, comenzando en el minuto 9,38 con uno de Dani Díaz, seguido de otro de Nemanja Nedovic, poniéndose a 9 puntos.

Euroleague/Eurocup

Hasta el minuto 6:39 no metió ningún punto el Lokomotiv. Desde este momento el Unicaja destacó con una impresionante defensa que obligó al equipo ruso a jugar desde la línea de tres puntos y obligando a que el entrenador Sasa Obradovic hiciese muchos cambios. Al final del primer cuarto los malagueños iban ganando  27-11.

Durante el segundo cuarto, el equipo malagueño bajó la intensidad en defensa y en ataque fue más espeso, dando alas al equipo ruso donde Rochestie se encontró más a gusto ayudando a su equipo a cortar diferencias en el marcador, quedando el cuarto 37-24, llegando al descanso ganando de 13 los locales. El murmullo se apoderó del Carpena pero la fantástica afición no dejó de confiar.

Con esta pequeña ventaja Unicaja volvió al partido, empezó a jugar mejor no dando muchas opciones al equipo ruso. Pero los componentes del Lokomotiv dirigidos por un fantástico Collins, intentó acercarse a los locales. Plaza hizo cambios tácticos metiendo a Carlos Suárez como pívot y el equipo se hizo fuerte y no permitió que la diferencia bajara de 11 puntos, quedando el tercer cuarto 53-42.

Y llegó el cuarto periodo donde casi todo estaba a favor del equipo malagueño, que en ningún momento bajó la intensidad en su juego. Mientras, el Carpena rugía y cantaba el himno de Unicaja, que empujó más aún a los jugadores. Ni con la mejores jugadas del equipo ruso, ni Baburin, JonesCollinsRochestie, BroekhoffJanning que fueron los más destacados del partido, no consiguieron evitar a un Fogg desatado y con Nedovic (el máximo anotador del equipo malagueño) y Omic que hizo su mejor partido, junto a Alberto Díaz como mejor dirección del juego y defensor. Con todo esto al final del partido 74-63.

La euforia se desató en el Carpena, los jugadores emocionados se reunieron en el círculo central saltando de alegría y celebrando juntos con una afición de pie acompañando a su equipo a la final.

Se hace historia, el Unicaja se mete en su tercera final europea. Ahora solo queda esperar al rival que saldrá de la otra eliminatoria.

Si quieres visualizar las estadísticas de este encuentro, haz click aquí.