Unicaja consigue una victoria impensable en Valencia. Los valencianos se mostraron mucho más superiores que el Unicaja en los tres primeros cuartos, pero tras un último cuarto inmejorable del equipo andaluz con un parcial de 0-18, Unicaja se llevo la victoria.

El equipo de Joan Plaza comenzó el encuentro con un nerviosismo que se hacia notar en sus jugadas, una defensa que dejaba mucho que desear y ataques precipitados, sin encontrar hueco sobre la pintura y con un bajo porcentaje de tiro exterior.

Valencia se mostró más seguro sobre la cancha, con una defensa bien plantada y con un gran acierto desde la linea de tres puntos, con un gran Dubljevic ,imparable,que se hacia notar con grandes tiros exteriores, y que acabó como uno de los máximos anotadores.

El primer cuarto acabo favorecedor al equipo local con un tanteo de 22-18. En el segundo cuarto las tornas no cambiaron mucho, y Unicaja llegó a estar hasta 8 abajo, finalmente pudo recortar distancias y finalizar con un tanteo de 33-30 al descanso.

A la vuelta del descanso, una falta en defensa un tanto fea de Nedovic, que anteriormente había recibido una del jugador del Valencia, Rafa Martínez y que había sido muy protestada, calentó al jugador valenciano quien no dudo en ir a encararse con el jugador del equipo malagueño. Omic que se encontraba en el banquillo saltó al campo para frenar a ambos y finalmente acabó descalificado, teniendo que abandonar el banquillo y dirigiéndose hacia el vestuario para terminar de ver el partido desde allí. Una baja que dañó mucho a Unicaja que en el tercer cuarto llegó a estar hasta 13 abajo, finalizando el tercer cuarto con un resultado de 54-43 para el equipo dirigido por Pedro Martínez.

Unicaja consiguió sobreponerse a la baja de Omic y levantar cabeza gracias a Dani Díez y Smith que asumieron grandes roles en la segunda parte del partido con muy buenos triples. Y Carlos Suárez quién ejerció el rol improvisado de pivot y se hizo grande dentro de la pintura.

El partido terminó con la remontada del equipo malagueño, con el marcador final de 58-63.

Pero si alguien se hizo notar ese fue Alberto Díaz que con tan sólo 22 años se proclamó MVP de la final de la Eurocup. El MVP malagueño tras finalizar el partido realizó las siguientes declaraciones: “Ha sido algo increíble, es algo que todo el mundo sueña conseguir junto a tu club y tu gente, he llorado porque es algo que estaba soñando y estoy muy contento. Nuestra filosofía es no rendirnos nunca, hasta el último segundo y nuestra gente y toda Málaga se lo merece, no podíamos rendirnos.”

Joan Plaza, emocionado, no pudo apenas realizar declaraciones tras el partido. “No puedo hablar. Se lo dedico a todos los que creen en mi forma de trabajar. Le debía una a Málaga.”

Pedro Martínez, entrenador del Valencia, tras la finalización del partido, “Ha sido un partido muy duro, nos ha costado entrar. Luego hemos tenido momentos buenos, lo teníamos donde queríamos pero hemos entrado en colapso, no hemos sido capaces de anotar algunos tiros buenos. El baloncesto es anímico y hemos tenido un momento muy malo en el último cuarto y al Unicaja le pasó lo contrario”

La ciudad de Málaga se volcó con su equipo y más de mil aficionados, no dudaron en ir al Aeropuerto de la ciudad a recoger a sus jugadores y celebrar la victoria con ellos. Unicaja fue recibido entre los cánticos de “campeones, campeones” y con una ovación especial al base malagueño al que le cantaban, “MVP.MVP”, tampoco dudaron en tirarle una lanza al seleccionador español gritando “Alberto selección, Alberto selección”