El Iberostar Tenerife gana al PAOK griego en un duro encuentro en el que, a pesar de ir por delante la mayoría del tiempo, en los últimos minutos los de Nenad Markovic sufrieron más de lo esperado.

El encuentro comenzaba con intensidad por parte del equipo local, que se ponía por delante en el marcador (4-3), pero el conjunto lagunero reaccionaba y encajaba tres triples consecutivos, dos de Tim Abromaitis y uno de Mike Tobey (asistencia del propio Abromaitis), que junto a dos tiros libres que conseguía Nico Richotti ponían la primera ventaja en el marcador con un +7 (6-13) y forzaban el primer tiempo muerto solicitado por el entrenador griego, a falta de 5 min para la finalización del primer cuarto.

Los primeros 10 minutos terminaba a favor del equipo español, ya que a pesar de que el PAOK estaba muy fuerte en ataque, hecho que dificultaba el trabajo en defensa del equipo tinerfeño, la falta de acierto del equipo de Ilias Papatheodorou combinado con el buen hacer de los de Markovic en ataque ponía el marcador en un cómodo 17-23.

 

El segundo tiempo comenzaba con casi dos minutos sin puntos por parte de los dos equipos, hasta que Mike Tobey encajaba los dos primeros puntos desde casi la línea del 6,75, para poner una diferencia en el marcador de 8 puntos a favor para el equipo visitante. Esto hizo que los griegos se desesperaran y cometieran 3 faltas en apenas unos segundos, lo que propició que el partido entrara en un ritmo frenético, del que se contagiaba el Iberostar Tenerife y que se caracterizó por ataques rápidos y sin mucho acierto por parte de los dos equipos. Pero el Canarias contaba con el temple y buen hacer de Rodrigo San Miguel que conseguía calmar la situación con un triple, que secundó Richotti con una canasta de 3 que forzaba el tiempo muerto por parte del conjunto griego. Se llegaba al descanso con un marcador favorable al equipo lagunero de 36-44.

 

La segunda mitad se convertía en un tira y afloja entre los dos equipos, el POKA se ponía las pilas y conseguía, nada más empezar, un parcial de 5-0, gracias a un triple de Tsochlas y una bandeja por parte de Jones, pero la dureza del equipo griego en ataque hacía que se cargaran de faltas de manera rápida llegando a cometer una clara antideportiva sobre Mateusz Ponitka, que dejaba el marcador en 41-46. Aun así, el conjunto local conseguía igualar el marcador, a través de un triple de Zaras y una canasta de 2 por parte de Katsivelis. La reacción tinerfeña no se hizo esperar, y el Iberostar Tenerife firmaba un parcial de 0-8, al que respondían los griegos con puntos de Katsivelis y Margaritis, para dejar un marcador muy igualado (55-56).  El tercer cuarto terminaba con un triple de Nico Richotti (que sin lugar a dudas fue el mejor del equipo lagunero con 22 puntos) y una última canasta de Margaritis (57-61).

 

El último cuarto fue bastante espeso, los locales se venían arriba a medida que iban recortando la diferencia y el Iberostar Tenerife se atascaba en ataque, tanto que no aprovechaban situaciones claves como la técnica señalada al entrenador griego por protestar, lo que favorecía que el equipo de Papatheodorou consiguiera ponerse por delante en el marcador con un 73-72 a falta de 55 segundos. Pero el equipo lagunero no estaba dispuesto a irse de Grecia con una derrota y sacaron la garra que les caracteriza haciendo que jugadas cruciales como un rebote de Abromaitis y un tapón de Richotti marcaran la diferencia y se llevaran el encuentro por 74-97.

 

Ficha técnica:

  1. PAOK Salónica (17+19+21+17):Koniaris, Karras, Margaritis (8), Katsivelis (16), Jones (15) -inicial-, Klassen (5), Triche (2), Tsochlas (13), Chrysikopoulos (7), Zaras (8) y Charalampopoulos.
  2. Iberostar Tenerife (23+19+19+18):San Miguel (9), Richotti (22), Ponitka (12), Abromaitis (8), Tobey (15) -inicial-, Niang (2), Vázquez, Allen, Beirán (5) y White (6).