Un gran Marko Popovic (22 puntos) guía a Montakit Fuenlabrada a la victoria en el derbi contra Movistar Estudiantes en un partido que los locales dominaron en el partido de principio a fin. El acierto fuenlabreño y el desacierto estudiantil en triples fueron claves en el resultado.

Movistar Estudiantes empezó el partido muy fallón de dónde en teoría son buenos, el triple. Al contrario que Montakit Fuenlabrada, los visitantes  estaban atascados en ataque y no encontraban buenas opciones de tiro. Ésto propició el primer tiempo muerto de Salva Maldonado tras los cuatro primeros minutos en los que su equipo sólo logró anotar una canasta (10-2).

Y a partir de aquí, hubo un tramo de correcalles en el partido que favoreció claramente a los estudiantiles que endosaron a Montakit Fuenlabrada un parcial de 2-10, lo que, al igual que había pasado con Maldonado, obligó a Néstor Ché García a parar el partido (13-12).

El reciente fichaje fuenlabreño, Karnowski empezó a hacer de las suyas en la pintura estudiantil. De nuevo, los visitantes volvieron a atascarse y Montakit Fuenlabrada ampliaba un poco más la renta a falta de menos de 2 minutos (18-13). Gracias al acierto en el triple de Paco Cruz y a la superioridad de Karnowski bajo los aros, los locales terminaban el cuarto con la máxima renta del encuentro hasta ese momento: +8 (23-15).

El segundo cuarto se reinició tras un problema con el marcador. Los fuenlabreños seguían con la misma premisa que en el primer cuarto, nutrir de balones a Karnowski para que castigase a los pívots estudiantiles, los cuales tenían mucho menos peso que el polaco. Esto permitió a los locales ampliar todavía más la diferencia en el marcador, marchándose 14 arriba: 29-15.

Cuando Karnoswki se sentó, dos buenas acciones en la pintura hacían presagiar que Movistar Estudiantes podría reducir significativamente la diferencia. Sin embargo, entre que los estudiantiles no eran capaces de cerrar el rebote y que Montakit Fuenlabrada seguía moviendo bien la pelota en ataque. A pesar de un parcial de 1-7, a falta de tres minutos la diferencia todavía era de ocho puntos, la misma con la que había comenzado este cuarto.

A pesar de que en el último tramo del cuarto Movistar Estudiantes intentó reducir diferencias, lo cierto es que se encontró con un gran Popovic, quien gracias a sus triples (4/6), conseguía que lo suyos llegasen al descanso con una ventaja superior a 10 puntos: 47-36.

El inicio del tercer cuarto estuvo marcado de nuevo por la fragilidad de Movistar Estudiantes en el rebote defensivo debido a la gran carga que hacía de él Montakit Fuenlabrada, aunque no siempre aprovechase las segundas opciones. Pese a todo, la diferencia en el marcador seguía rondando los diez puntos.

El partido fue durante gran parte del cuarto todo un correcalles con constantes transiciones por parte de ambos equipos que nos dejaban acciones espectaculares. Una de ellas fue un gran mate de Eyenga que disparaba a 12 puntos a los suyos y obligaba a Salva Maldonado a pedir tiempo muerto a falta de poco menos de tres minutos (62-50).

Gracias a dos buenas acciones de Alec Brown en la pintura, Movistar Estudiantes reducía la desventaja a menos de diez puntos. Pero su mala defensa (una constante durante todo el partido), propició un triple de Rupnik, con el que terminaba el cuarto: 67-55.

El último cuarto lo empezó Movistar Estudiantes con una marcha más. Tras un parcial de 4-8 culminado por tres tiros libres de Landesberg, los visitantes se acercaban a siete puntos a falta de 6:40 (71-63). Tras otros dos tiros libres del americano y una canasta de Suton, Movistar Estudiantes se acercaba más que nunca (71-66), por lo que Néstor García tuvo que parar el partido para tratar de reconducir a los suyos, que no miraban aro en estos compases del encuentro.

Tras él, apareció de nuevo el mejor jugador fuenlabreño, Marko Popovic, que conseguía un gran triple. Sin embargo, tras una falta personal de Vargas, Montakit Fuenlabrada entraba en ‘bonus’ con todavía medio cuarto por jugarse. Sin embargo, esto no fue un problema. De hecho, un mate de O´Leary tras una serie de imprecisiones, volvía a situar la diferencia en 9 puntos a falta de 3:34. Pero tras un 2+1 de Brown, el partido se volvía a apretar.

Popovic, por enésima vez en el encuentro, volvió a anotar un triple cuando más quemaba la pelota: 81-72 a falta de 2:30. De nuevo un triple de Montakit Fuenlabrada, esta vez por parte de Paco Cruz, alargaba la diferencia a 13 puntos con menos de dos minutos por disputarse, sentenciando así el partido. Finalmente, gracias a los tiros libres, los visitantes consiguieron reducir la desventaja a seis puntos, aunque sólo sirvió para maquillar el resultado: 87-81.

FICHA TÉCNICA:

87 – Montakit Fuenlabrada (23+24+20+20): Vargas (11), Popovic (22), Eyenga (5), Smits (12), Olaseni (6) -quinteto inicial-, Karnowski (8), O´Leary(10),Rupnik (5), Llorca (1) y Cruz (7).

81 – Movistar Estudiantes (15+21+19+26): Cook (4), Cvetkovic (3), Landesberg (23), Suton (16), Brown (13) -quinteto inicial-, Hakanson, Brizuela (8), Vicedo (2), Savané (6), Caner-Medley, Peña (2) y Arteaga (4).

Árbitros: Martín Bertrán, Serrano, Sánchez Sixto. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la vigésimo segunda jornada de la fase regular de la Liga Endesa, disputado en el pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada ante 5.388 espectadores.