Ni los más optimistas andorranos habían imaginado un partido como el que hemos visto en la tarde del domingo en el WiZink Center. Dos rachas opuestas que se han roto en un espectáculo para el aficionado y que ha acabado con un marcador muy NBA.

Llegaba el Morabanc Andorra con cuatro derrotas seguidas en la Liga Endesa, y como peor equipo en porcentaje de triples de la competición. Papeles mojados tras lo que hemos podido ver en la capital.

Al ritmo que marcaba un Andrew Albicy especialmente inspirado, que ha embocado 4 triples en el primer cuarto, el equipo del Principado se marchaba con unos increíbles 33 tantos al final del primer cuarto. Los madridistas, con Causeur como jugador más destacado en esos diez minutos, se quedaban en 26. Es probable que Ibon Navarro y Pablo Laso no estuvieran contentos con sus jugadores, pero los espectadores disfrutaban de un fantástico juego ofensivo.

Que iba a continuar en el segundo cuarto. La única manera de variar en pequeña medida la racha de ambos equipos era con faltas, que han transformado algo el cariz del partido. Sobre todo para un Gustavo Ayón que, tras su partido estelar en Kaunas, cometía más faltas que minutos estaba en juego. Gran parte de la culpa la ha tenido Shayne Whittington, con buenos minutos en producción ofensiva. Por parte madridista, el encargado era un “viejo” conocido: el microondas Carroll, que en una de esas rachas de inspiración embocaba 4 de 5 en triples. Se llegaba al descanso así con 58-59. Marcador altísimo, y todo por decidir.

El tercer cuarto se embarraba un poco más. Empezaba con tiro libre para Albicy por una técnica pitada a Jaycee Carroll por sus protestas en el último lanzamiento antes del descanso. La continuación la ponía el desacertado Ayón, con su quinta falta a 15 minutos del final del partido. El Madrid seguía sin ajustar defensivamente y Andorra continuaba con su gran trabajo. Una faena de récord: el 84-92 con el que se alcanzaba el último cuarto es la mayor anotación en contra del Real Madrid en un tercer cuarto de su historia.

Aun así, los partidos entre estos dos equipos dan siempre mucho que hablar. Grandes historias dentro de los 40 minutos, cuentas pendientes y sobre todo, mucha diversión baloncestística.

El Madrid se encomendaba a su inspirado francotirador. Mientras, Andorra seguía con su labor, cargando el rebote ofensivo y anotando, con menor acierto pero sin pausa. Un rebote ofensivo de Jelínek seguido de un triple de Michele Vitali, autor de 17 puntos importantísimos para su equipo, ponía un 101-105 que parecía definitivo…

Pero Carroll no había dicho su última palabra. Colocaba el 103-105, y Felipe Reyes tras recuperar el balón ponía las tablas a 32 segundos.

Aunque el MVP hoy tenía nombre y apellidos. Un Dylan Ennis brillante en todas sus decisiones ponía el broche final con un canastón a 3,6 segundos.

Nos despedimos con dos palabras robadas al Twitter de Morabanc Andorra, para definir lo que han conseguido hoy: MOVIDA MADRILEÑA. ¡Qué espectáculo!

El ganador juega este miércoles la 6ª jornada de EuroCup, contra Galatasaray en la BMB. El domingo 11 recibirá, también en casa, al Baskonia a las 17:00. El Madrid viaja a Israel para enfrentarse al Maccabi el jueves 8 en la Euroliga, y el domingo visitará el Fernando Martín para disputar el derbi contra Fuenlabrada.

105 – Real Madrid (26+32+26+21): Llull (17), Causeur (7), Prepelic (3), Randolph (7) y Tavares (12) -cinco inicial-, Campazzo (7), Reyes (10), Ayón (1), Yusta (2), Carroll (32) y Deck (7).

107 – Morabanc Andorra (33+26+33+15): Albicy (14), Vitali (17), Ennis (17), Shurna (10) y Diagne (10) -quinteto titular-, Luz (2), Stevic (9), Jelinek (10), Upshaw (2) y Whittington (16).

Árbitros: Carlos Cortés, José Ramón García Ortiz y Rafael Serrano. Eliminaron por faltas a Gustavo Ayón (min 25) y Anthony Randolph (min 40) por el Real Madrid y a Rafa Luz (min 33), Shayne Whittington (min 37) y Andrew Albicy (min 37) por el MoraBanc.

Incidencias: Partido de la séptima jornada de la Liga Endesa, disputado en el Wizink Center de Madrid ante 8.083 espectadores.