En el duelo de revelaciones disputado en el Nou Congost, los locales consiguieron un triunfo vital en su lucha por la Copa ante un rival directo. El 43% en triples del conjunto manresano y la eficacia de Alex Renfroe (21 puntos, 4 de 6 en triples, 27 de valoración), no dieron opción a su rival que sólo aguantó la primera parte.

Tras un comienzo de de intercambio de canastas, fue, quién si no, Álex Renfroe quién puso las primeras ventajas en el marcador con dos triples consecutivos (15-7, min. 3). El americano contagió a su equipo en el acierto desde el 6.75 y el conjunto de Joan Peñarroya se vino arriba. Esto y la pasividad defensiva de los aragoneses provocaron que en menos de 6 minutos los locales ya vencieran por 11. Y pudo haber sido más si no hubiera sido por el acierto en ataque de Johnny Berhanemeskel y el ex Manresa Nacho Martín. El resultado al final del primer cuarto era de 34-23.

Mejor estuvo el equipo maño en el segundo cuarto. Los de Porfi Fisac, conscientes del daño que estaban causando el acierto de los catalanes desde el triple, intentaron impedirlo desdeel primer momento. Si bien, las ideas ofensivas no eran buenas, y se basaban en movimientos de calidad de Berhanmeskel y sólo permitieron mantenerse algo por debajo de los 10 puntos (37-30, min. 13). Y así continúo hasta final de cuarto, los aragoneses no aprovecharon el freno de la sangría de triples de Manresa (sólo metió uno en todo elcuarto), algo que iban a pagar caro. A pesar de acercarse hasta 4 puntos con unos buenos minutos de Bo McCaleb (45-41, min. 19), Manresa seguiá dominando el partido al descanso: 47-41.

Al inicio de tercer cuarto, 4 puntos consecutivos de Seibutis hacían ver la luz al final del túnel (49-45, min. 23). Sin embargo, esta iba a ser el último atisbo de esperanza del conjunto aragonés. Un parcial de 16-3 en tan sólo 4 minutos, con acierto fabuloso local (por parte de todos los jugadores) e incapacidad defensiva visitante, rompían el partido (66-48, min. 27). Al final del tercer cuarto, +16 para los locales (68-52).

En el último cuarto, paseo militar manresano. La distancia en el marcador llegó a ser incluso de 24 puntos (80-56) en el ecuador del periodo. Peñarroya dió minutos a los canteranos David Efambé y Pau Treviño. Es resultado final fue de 94-73. Manresa había conseguido una victoria valiosísima y de una manera brillante.

94 – BAXI Manresa (34+13+21+26): Renfroe (21), Toolson (17), Lundberg (18), Tomàs (13), Lalanne (7) -cinco inicial- Muñoz (1), Doellman (6), Dragovic (9), Gintvainis (2), Jou (-), Efambé (-) y Treviño (-).

73 – Tecnyconta Zaragoza (23+18+11+21): McCalebb (11), Seibutis (14), Okoye (2), Radovic (11), Vázquez (-), -cinco inicial-, Barreiro (-), Justiz (2), Martín (11), Berhanemeskel (10), Santana (-), Martí (7) y Alocén (5).

Árbitros: García González, Perea y Zamorano. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la duodécima jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón Nou Congost.

Tras el partido disputado en el día de ayer, Manresa encandila su sueño de jugar la Copa, y se sitúa 6º en la clasficiación, con un balance de 7-5 (empatado con Iberostar Tenerife, 5º, y Valencia Basket, 7º). En su siguiente encuentro de Liga Endesa visitará la difícil cancha de Fontes do Sar para medirse a Obradoiro. El encuentro se disputará el domingo 23 de diciembre a partir de las 17:00.

Por su parte, Tecnyconta Zaragoza encaja una dura derrota pero la posibilidad de estar en Madrid no es para nada imposible. Se encuentra justo por debajo, 8º, con un balance de 6-6 (empatado con el 9º, Joventut). En la jornada 12 recibirá a un ya recuperado Herbalife Gran Canaria. El partido tendrá lugar el próximo domingo 23 de diciembre a las 19:30 en el Príncipe Felipe.