Movistar Estudiantes vence de forma clara y contundente, por 88-75, a un ausente Herbalife Gran Canaria. De esta forma el club estudiantil ofreció un homenaje doble a ‘Taph’ Savané, quien había anunciado su retirada, el de la victoria y el de la afición.

En la mañana de hoy se enfrentaban en el WiZink Center dos equipos con intenciones bien diferentes. Por un lado Movistar Estudiantes, con la permanencia asegurada y sin opciones de Playoffs, buscaba despedirse de sus aficionados con una victoria. Por su parte, Herbalife Gran Canaria necesitaba vencer para asegurar la quinta plaza.

El enfrentamiento, correspondiente a la jornada 33 de Liga Endesa, tuvo momentos muy emotivos, como el reencuentro de viejos conocidos. Pero sin lugar a dudas el más sentido fue el homenaje a Sitapha Savané, que días antes había anunciado su retirada del baloncesto profesional. Los árbitros responsables de dirigir este encuentro fueron García González, García Ortiz y Fernández.

El Estudiantes iniciaba el encuentro con Cook, Vicedo, Brown, Brizuela y Caner-Medley. Mientras que el ‘Granca’ lo hacía con Radicevic, Rabaseda, Eriksson, Báez y Fischer.

Comenzaba el encuentro más acertado el Estudiantes que aprovechaba sus ocasiones para ir mandando en el marcador 8-2 a falta de 6:30 para terminar los primeros diez minutos. El Herbalife Gran Canaria cometía errores provocados por una mala dirección de Radicevic en los primeros compases. Sólo Luke Fischer Báez se mostraban acertados. Casimiro decidió cambiar al base serbio y dar entrada a un Mekel que consiguió mejorar el juego amarillo. Con su entrada en pista se dio la remontada del cuadro insular, que le endosó un parcial 0-12 al conjunto madrileño para un 8-14 a falta de 3:44 para acabar el período. Salva Maldonado pedía un tiempo muerto, buscando frenar el vendaval amarillo.

Vicedo lanza a canasta ante la defensa de Pasecniks
Fuente la imagen: eldiario.es

Llegaba por fin una canasta colegial, gracias a una acción llena de veteranía de Savané, quien fintaba a su defensor para anotar fácilmente y colocar el 10-14. El Movistar Estudiantes veía como su tiro exterior no estaba encontrando recompensa (0/6 en triples), lo que aprovechaba el ‘Granca’ para buscar transiciones rápidas tras rebotes. Los visitantes estaban basando su juego en el juego de sus interiores y penetraciones de jugadores rápidos como MekelEriksson. De hecho el primer intento de triple del Gran Canaria llegaba por parte de Rabaseda a poco de terminar el cuarto inaugural. Terminaba éste con el primer lanzamiento de tres convertido por parte de los colegiales de la mano de Vicedo que hacía subir al marcador el 17-18.

En el segundo tiempo los madrileños seguían como habían comenzado el partido, con mucha efectividad. Un parcial de 5-0 les colocaba de nuevo por delante (22-18). Un triple de Medley y un lanzamiento de dos de Vicedo habían sido las jugadas responsables de esta ventaja. La efectividad del Movistar Estudiantes en el tiro exterior en el segundo cuarto obligaba a Luis Casimiro a pedir un tiempo técnico con el fin de aumentar la intensidad defensiva de los suyos y evitar tiros liberados desde más allá de la línea de 6,75. Y es que los del Ramiro de Maeztu llevaban anotados tres triples en la primera mitad del segundo cuarto, cuando en el primero sólo anotaron uno. A falta de 2:30 para llegar al descanso Brizuela daba la máxima ventaja a los suyos, 35-26.

Los colegiales habían encontrado en el tiro exterior la solución para ir venciendo al ‘Granca’, y es que 15 puntos de los 25 del segundo cuarto habían llegado desde más allá del perímetro. Por su parte el equipo insular, con menos lanzamientos de campo y un juego caracterizado por individualidades (4 asistencias, frente a las 11 de su rival) y malas decisiones que terminaban en pérdidas (7), sólo había anotado un triple de cuatro intentos. Así se llegaba al final de la primera parte con ventaja clara para Estudiantes, 42-33.

El mejor de esta primera mitad había sido Edgar Vicedo, quien con 13 puntos y 6 rebotes se marchaba al vestuario con 14 de valoración.

El tercer cuarto se iniciaba de la misma forma en que había transcurrido los dos primeros períodos.  El Herbalife Gran Canaria permitía tiros cómodos a un Estudiantes que no los desaprovechaba. Poco a poco los estudiantiles iban ampliando la ventaja en el electrónico del WiZink Center que llegaba al 51-39 a falta de 6:48. Maldonado pedía tiempo muerto tras recortar las diferencias el ‘Granca’ con un parcial de 1-7 (52-46 y 4:09 por delante). De nuevo malas decisiones en el ataque amarillo que desencadenaban en pérdidas (11) permitían que Estudiantes volviera a abrir brecha con menos de tres minutos por jugarse en el tercer período, 56-46.

Las sensaciones para los últimos diez minutos no podían ser mejores para el equipo colegial, y es que enfrente tenía un rival muy desdibujado, el cual baja mucho la calidad de su juego cuando juega lejos del Gran Canaria Arena, especialmente en defensa. Sin lugar a dudas, y a pesar de ser quinto, el equipo de Casimiro esta temporada ha mostrado muchas facilidades a sus rivales.

Radicevic se pasa el balón entre las piernas ante la defensa de Brizuela
Fuente de la imagen: CB Gran Canaria (vía web)

Avanzaban los minutos en el cuarto final y, aún quedando 7:42 para terminar el partido, el Movistar Estudiantes se veía cada vez más con la victoria en su casillero. Y es que los madrileños comenzaban a anotar de irse en el marcardor, gracias a un 2+1 de Vicedo y una canasta de Brown que colocaban la máxima ventaja del encuentro para los locales, 69-54  .  Y es que un equipo con un 17% en triples, como llevaba el ‘Granca’, difícilmente lo tiene para plantar cara a su rival y más jugando como visitante.

A falta de 4:20 para finalizar el encuentro una canasta de Pasecniks ponía el 73-66 para Herbalife Gran Canaria, pero volvía a ser un espejismo. Las malas defensas de los insulares y balones perdidos en ataque permitían que Estudiantes volviera a alejarse y casi sentenciar el encuentro, 79-66. De aquí hasta el final más de lo mismo, un equipo con confianza, el ‘Estu’, y otro que desde que salió al encuentro, salvo momentos puntuales en el primer cuarto, jugaba con absoluta dejadez, tanto en ataque como en defensa.

Victoria clara y merecida de Movistar Estudiantes por 88-75 a un desdibujado Herbalife Gran Canaria, que no tiene asegurada aún la quinta posición. Los amarillos recibirán el jueves al Real Madrid en el Gran Canaria Arena y tendrán la necesidad de vencer sí o sí si quieren amarrar la quinta plaza. De perder, y dependiendo de los resultados, podría terminar octavo. Por su parte Movistar Estudiantes viajará a tierras murcianas para enfrentarse al UCAM Murcia.

Movistar Estudiantes 88 (17+25+19+27): Cook (6), Brizuela (15), Vicedo (20), Caner-Medley (17), Brown (13) -quinteto inicial-, Peña (2), Savané (6), Suton (2) y Hakanson (7)

Herbalife Gran Canaria 75 (18+15+19+17): Radicevic, Eriksson (10), Rabaseda, Báez (12), Fischer (6) -quinteto inicial-, Mekel (8), Balvin (6), Aguilar (4), DJ Seeley (5), Paulí (6), Pasecniks (10) y Oliver (8)

Consulta aquí las estadísticas completas del encuentro.