El equipo colegial tiró de mordiente y garra ante su máximo rival. El conjunto madridista jugó a medio gas y no se sintió cómodo en ningún momento del partido.

Al ritmo que marcó un Omar Cook extremadamente eficiente a ambos lados de la cancha -secó a Llull hasta el final, y se dio un festín con 9 asistencias- los del Ramiro marcaban el paso en el WiZink, contando con su más reciente incorporación de lo más inspirada. Shayne Whittington parece criado en el Estu de toda la vida. Su excelente muñeca hizo daño a los pívots madridistas, ya que producía un ensanchamiento de la zona al que ni Ayón, ni Reyes ni Tavares pudieron responder. Acabó con 16 puntos, cerveza en mano y dándose un baño de multitudes con la Demencia. Reencarnación de Pinone…

Por parte madridista, en esta ocasión no funcionó tan bien como en partidos anteriores Yusta, con la mira un tanto desviada desde el 6,25. Taylor tampoco se sentía cómodo defendiendo a un Gentile que volvió a parecer aquel jugador que deslumbraba a propios y extraños. Reyes, Ayón y Thompkins funcionaban en ataque pero en defensa sufrían de lagunas inexplicables. Nadie encontraba el ritmo en el equipo de Laso.

Pero tenemos que volver a Gentile. 25 puntos como 25 soles. Intensidad, garra, canastas plenas de clase. Lo hizo todo en el campo, y lo hizo todo bien. A su lado, Darío Brizuela crece a pasos agigantados en la Liga.

Por parte blanca, la réplica la dio Rudy también en su mejor momento. En sus primeros 10 minutos, incendió el partido a base de triples: 4/6, alguno absolutamente inverosímil.

Berrocal y sus pupilos querían este partido. Y lo tuvieron bien sujeto hasta que Llull se puso la capa de Increíble. La afición de Estudiantes enmudecía y menorquín apretó el marcador con 3 triples: 91-88 y taquicardia colectiva. Pero hasta ahí llegó la reacción. Tocó que la Demencia celebrara por todo lo alto.

93 – Movistar Estudiantes (25+21+20+27): Cook (7), Brizuela (16), Gentile (25), Caner-Medley (8) y Whittington (16) -quinteto inicial-, Clavell (10), Hakanson (1), Vicedo (-) y Arteaga (10).

88 – Real Madrid (25+24+15+24): Llull (18), Taylor (2), Yusta (5), Ayón (13) y Reyes (10) -cinco titular-, Causeur (-), Fernández (16), Campazzo (3), Tavares (1), Deck (5), Prepelic (3) y Thompkins (12).

Árbitros: Carlos Cortés, Óscar Perea y Rubén Sánchez Mohedas. Eliminaron por faltas a Omar Cook.

Incidencias: Partido de la 15ª jornada disputado en el WiZink Center ante 12.089 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de José María Abreu, exjugador del Estudiantes y del Real Madrid fallecido el pasado 29 de diciembre a los 83 años.