Victoria clara de San Pablo Burgos por 74-81 ante un Herbalife Gran Canaria que dilapidó sus opciones en la primera mitad. La gran actuación de Eriksson y Magette no fue suficiente para los amarillos que están a un paso del descenso.

El Herbalife Gran Canaria llegaba al encuentro con el ánimo reforzado tras la victoria en Euroliga ante el Zalgiris de Jasikevicius. Los de Víctor García llegaban a este partido con la necesidad de vencer ante su parroquia y salir poco a poco de las posiciones cercanas a puestos del descenso. Por su parte San Pablo Burgos, que hacía acto de presencia con caras nuevas, como las de Vitor Benite o Augusto Lima, saltaba con la intención de vencer y mantenerse con opciones de Copa del Rey.

Los burgaleses venían de ganar en Madrid a Montakit Fuenlabrada, y tenían hoy ante sí un rival que nada tenía que ver con el de pasadas temporadas. Vencer hoy en Las Palmas de Gran Canaria era una realidad para los castellanos, y más teniendo en cuenta que vienen ofreciendo mejores sensaciones que los amarillos en Liga Endesa.

Oliver, Strawberry, Rabaseda, Báez y Balvin era el quinteto del ‘Granca’. Mientras que el equipo burgalés jugaba con Fitipaldo, Frazier, Cancar, Thompson y Lima.

Óscar Perea, Carlos Peruga y Rubén Sánchez eran los árbitros encargados de dirigir este encuentro, correspondiente a la jornada 14, en el Gran Canaria Arena. El pabellón insular volvía a presentar una de las peores entradas de la liga, teniendo en cuenta su capacidad, 11.500 espectadores. En el día de hoy acudieron a ver el partido 5.591 aficionados (algunos burgaleses se habían desplazado a animar a San Pablo Burgos)

Muchas imprecisiones en los compases iniciales por parte de los amarillos que lo aprovechaba San Pablo Burgos para irse en el marcador 2-11 a falta de 7:02 para finalizar el cuarto inicial. Las pérdidas de balones de los amarillos permitían a los castellanos encontrar canastas cómodas. De hecho estaban intratables en estos minutos con un 5 de 5 en tiros de campo. Lima y Thompson habían anotado casi todos los puntos de su equipo (9 entre ambos jugadores). Los canariones llevaban un pobre 1 de 5 en tiros de campo.

Un Herbalife Gran Canaria obsesionado con el triple, veía como su mal acierto desde más allá del 6,75, 1 de 7 (14%) a falta de 3:04, estaba lastrando su tiro de campo.

Así llegábamos al final de los primeros diez minutos con victoria provisional para San Pablo Burgos que estaba siendo claro dominador del encuentro. Los de Diego Epifanio mandaban en el marcador por 12-24. Mucho debía mejorar el ‘Granca’.

El inicio del segundo período discurría por los mismos derroteros. San Pablo Burgos dominaba todas las facetas del juego y Víctor García no encontraba soluciones para frenar el magnífico juego del conjunto burgalés. Los castellanos movían bien el balón, lo que permitía al equipo de ‘Epi’ encontrar tiros cómodos que terminaban en canastas relativamente fáciles. Mientras tanto, el Gran Canaria seguía a lo suyo, tirar y errar lanzamientos de tres que seguían perjudicando su juego. El conjunto amarillo no daba sensación de mejoría, además parecía que no quería buscar más opciones de juego, ya que seguían siendo superior los lanzamientos de 3 frente a los de 2. Así, a falta de 3:14 para llegar al descanso, San Pablo vencía por 19 (24-43)

Otra faceta que estaba dominando el equipo burgalés, era la reboteadora. Los visitantes estaban aprovechando especialmente los rebotes ofensivos, lo que les permitían canastas en segundas ocasiones.

Se llegaba al descanso con victoria de Burgos por 32-46, que llegó a ir ganando de 20 poco antes de terminar el segundo cuarto; pero dos triples consecutivos de Eriksson y Magette dejaban la diferencia en el mencionado 32-46.

Albert Oliver penetra ante la defensa de Augusto Lima

Sin lugar a dudas, la mejor gestión de tiros de San Pablo Burgos estaba siendo la clave de los primeros veinte minutos de encuentro, especialmente en el tiro de 2, donde con un 13 de 18 (70%) estaba dominando a un ‘Granca’ que parecía haberse olvidado cómo tirar de 2. Así su paupérrimo 6 de 15 (40%) les mantenía alejados en el electrónico. Además lanzaba mucho de tres para anotar poco (5 de 17), todo lo contrario hacía su rival en el día de hoy (5 de 10)

Los mejores de esta primera mitad habían sido Eriksson y Fischer por parte amarilla, con 8 y 6 puntos respectivamente. Y Lima y Thompson por parte burgalesa, ambos con 8 puntos. Destacar el 0 en el casillero de las torres del ‘Granca’, Balvin y Pasecniks.

El tercer cuarto transcurría de la misma forma que los dos períodos anteriores, hasta que una serie de triples (4 seguidos) del mejor jugador del ‘Granca’, Marcus Eriksson, ponía a los insulares por debajo de los diez puntos, 49-57 a falta de 3:41 para que acabara el cuarto. El jugador sueco ya era el máximo anotador del encuentro con 20 puntos y un fantástico 6 de 9 en triples.

La grada poco a poco se metía en el encuentro de la misma forma que lo hacía el Herbalife Gran Canaria. Así el respetable del Gran Canaria Arena pedía más intensidad en defensa. Ésta, la defensa, era la que podía darle la vuelta al encuentro en la tarde de hoy. Pero una serie de errores y malas selecciones de tiro en los instantes finales del período volvían a permitir a San Pablo Burgos marcharse en el marcador, 51-64 con 16 segundos por delante.

Una magnífica penetración de Josh Magette (9 puntos) en los últimos segundos, tras marcar de forma magistral los pasos para dejar una gran bandeja, colocaba el 53-64 con el que llegábamos al final del cuarto.

En el último período del partido Magette seguía dando espectáculo con sus jugadas. Así un triple y un 2+1 suyo colocaban al ‘Granca’ a tan sólo 4 puntos, 65-69, y 5:42 para terminar. El base amarillo llevaba hasta el momento 16 puntos.

Un parcial 9-12 final sirvió para que San Pablo Burgos se llevara, de forma merecida, un encuentro que tenía bien encausado en la primera parte. Por su parte el Herbalife Gran Canaria intentó arreglar al final lo que bien había hecho mal en los primeros veinte minutos. Sólo Magette y Eriksson, sus mejores jugadores sin lugar a dudas, parecían tener hambre de victoria. El resto de jugadores muy lejos de plantarles cara a su rival en el Gran Canaria Arena. Especialmente destacar de manera negativa a Pasecniks y Balvin. Ambos jugadores carecían de fundamentos en el juego interior, lo que aprovechaban jugadores como Lima o Cancar para superar con facilidad, tanto en ataque como en defensa, a las torres amarillas.

Sin lugar a dudas el MVP del partido fue Marcus Eriksson quien con 23 de valoración y 22 puntos anotados destacó por encima del resto. Su gran actuación no sirvió para que el equipo de Víctor García cosechara una nueva derrota en Liga Endesa, la décima. De esta forma el equipo amarillo está rozando los puestos de descenso y queda claro que no es equipo para estar en Copa del Rey, y de seguir así, tampoco será equipo de Play-offs. Todo lo contrario sucede con San Pablo Burgos que ve como sigue teniendo opciones de meterse en puestos de Copa después de esta victoria tan importante, la segunda de forma consecutiva a domicilio (en la jornada anterior venció a Montakit Fuenlabrada)

Otros jugadores destacados del encuentro fueron Magette por parte amarilla (18 de valoración, 16 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias) y Lima (21 de valoración, 12 puntos, 5 rebotes y 2 tapones) y Cancar (15 de valoración, 13 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 2 recuperaciones) por parte de San Pablo Burgos.

Consulta aquí las estadísticas completas del encuentro.

Y la próxima jornada…

Herbalife Gran Canaria vuelve a jugar en casa ante Montakit Fuenlabrada. El equipo amarillo comienza a luchar ahora por la permanencia, pensar en objetivos mayores sería un grave error que podría desencadenar en una desesperación que desemboque en un final trágico. Es el resultado de una mala planificación. San Pablo Burgos recibirá en el Coliseum al FC Barcelona. Los burgaleses volverán a jugar ante su fantástica afición después de dos jornadas seguidas lejos de tierras castellanas. Sin lugar a dudas, será un partido importante de cara a mantener opciones de Copa.