Sin problemas para Salamanca en Wurzburg

Después del vital triunfo europeo Perfumerías salió en tromba para cerrar su 6 y 0 contra un timorato Ensino. De la mano de Domínguez, Elebrink y Elonu las charras conseguían con facilidad las primeras ventajas cómodas.

Reaccionó Ensino en el segundo cuarto, pero para entonces el partido ya se les había ido.

Por si acaso la apisonadora azul se exhibió en el tercer cuarto para aplastar definitivamente a las gallegas.

Fué lo que Perfumerías quiso y fué un 84 a 48 final que alargan el brillante momento que estan viviendo.

Weaver, Weaver y Weaver

Duelo en la solidez el que disputaron IDK y La Seu. Siempre por delante las vascas con una espectacular Weaver (30 puntos y 31 de valoración) que en el segundo cuarto se lanzaron a por el partido cogiendo ventajas importantes que le llevaron al descanso con un +14.

Pero La Seu que con el subidón de la victoria ante UniGirona ha demostrado que compite, compite y compite, sacó el gen Canut y llego a acariciar la remontada poniendose a sólo 1 punto a 3 del final.

Weaver asumió la responsabilidad y aniquiló a las pirenaicas.

Gernika se agranda sabiendo sufrir

Gernika es hoy la alternativa más solida al bipartidismo español y también lo demuestra ganando derbis ajustados como el de ayer frente a Araski.

Fue delante todo el partido, pero a cada estirón local respondian las visitantes no desenganchandose del partido nunca, aunque tampoco ganandose el derecho a ganarlo.

Dietrick, Gwathmey y Roundtree lideran a un Gernika que es la ALTERNATIVA.

Cambio en el banquillo, mismo signo

De nada le sirviño a Ferrol el cambio en el banquillo frente a un Bembibre sólido que sumó su segunda victoria.

Las del Bierzo lideradas por Silva se resarcieron de la derrota frente a Sant Adrià y volvieron a vencer a domicilio para dar un paso hacia la salvación.

Mucho han de cambiar las cosas en Ferrol, pero la esperanza pese al 0 y 6 está a sólo una victoria. Mucha derrota pero nada está dicho.

Sant Adrià ha vuelto pero Valencia logra un triumfo trabajado

Simmons ha cambiado Sant Adrià en un giro inimaginable hace tres semanas. De un equipo en caída libre a uno que es luz y electricidad.

Pinturas de guerra lila en un Marina con 1.000 personas que empujaron y empujaron. Estopà planteó un partido pestoso para el talento valenciano y sus jugadoras respondieron rozando la perfección con una Simmons que mete todo y una Jespersen que con confianza no deja ya de crecer sin intuir límites. Tirera, Brown y Pina con 16 puntos cada una contrarestavan a las locales en todo momento en un partido de alternanzas en el marcador que acabó decidiendo la experiencia taronja.

Mención a parte para Mireia Vila que volvió a las canchas tras 10 meses de lesión. Alerta Liga DIA: Sant Adrià ha vuelto.