En la tarde de hoy San Pablo Burgos venció a Iberostar Tenerife en un encuentro que comenzó mal para los burgaleses. Los de ‘Epi’ fueron de menos a más y en último cuarto sentenciaron a un Iberostar que abusó del triple sin éxito. Victoria para los locales por 79-68.

Encuentro correspondiente a la jornada 10 de Liga Endesa y disputado en el Coliseum de Burgos ante 9.000 espectadores. Los árbitros responsables de dirigir este encuentro fueron: Miguel Ángel Pérez Pérez, Vicente Bulto, Rubén Sánchez Mohedas.

El primer cuarto comenzó con Iberostar Tenerife enchufado desde más allá del 6,75 (5 triples anotados en el primer período). Gracias a su efectividad en los minutos iniciales en el tiro de tres llegó a disfrutar de una clara ventaja de 10 puntos, 10-20, a falta de 3:50 para que finalizaran los primeros diez minutos. Fue ahí cuando San Pablo Burgos comenzó a recortar las diferencias en el marcador del Coliseum. Dos tiros libres de Cancar y una magnífica jugada de Frazier que terminó en triple suyo, tras un fantástico crossover, colocaban el 15-20. Esto sirvió para aupar a sus compañeros y seguir reduciendo la desventaja y colocarse a tan sólo tres puntos al final del primer cuarto, 20-23.

El Iberostar Tenerife buscaba una y otra vez jugadas abiertas que finalizaran en lanzamientos de tres, pero poco a poco la efectividad de los primeros minutos de encuentro iba desapareciendo. San Pablo movía más el balón y buscaba distintas opciones para lanzar a canasta, combinando con ello tiros abiertos con tiros cerca del aro.

Frazier con el balón ante la defensa de Gillet
Fuente de la imagen: CB Canarias (vía web)

Transcurrían los primeros instantes del segundo asalto sin anotación, hasta que un triple de Gillet ponía en el electrónico el 20-26 (8:20). Los triples estaban siendo la clave que estaba decantando el encuentro del lado lagunero, 10 de 24 tiros de tres (42%) frente al 3 de 11 (27%) del equipo burgalés en la primera parte. Además, si por eso fuera poco, el equipo de ‘Epi’ se cargaba muy pronto de faltas, 4 de equipo a falta de 6:47 para llegar al descanso, por ninguna del equipo aurinegro. Esta situación provocaba el enfado de la afición castellana.

Un parcial de 8-0 para San Pablo Burgos servía para ponerle por delante en el marcador, era la primera vez que lo hacía, 32-31 tras triple de Fitipaldo. Un último arreón de Iberostar Tenerife colocaba de nuevo a los de Vidorreta con ventaja. Terminaba así la primera parte con victoria parcial de los visitantes por 36-41.

En esta primera fase del partido el Iberostar por momentos parecía que podía romper el encuentro, pero surgía entonces San Pablo Burgos para mantenerse con vida. Si bien, tal y como indicamos, el equipo lagunero movía bien el balón para buscar tiros cómodos para sus exteriores (Beirán, McFadden Abromaitis), el equipo local buscaba mayor combinación para conseguir tiros cómodos tanto desde fuera como cerca del aro.

El tercer cuarto comenzaba con un tiro fácil para Iverson y al que respondía Huskic con una canasta bajo el aro para colocar el 38-43. Al igual que en el segundo período, San Pablo Burgos volvía a cargarse de faltas personales con muchos minutos por jugarse en el cuarto. Sin embargo, no perjudicó al equipo ya que el Iberostar poco fue a la línea de tiros libres durante el encuentro, y las pocas veces que fue no tuvo mucho acierto (5/10)

Jaramaz con buenas acciones, secundado por un activo Frazier, empataba el partido a 49. Por su parte Iberostar Tenerife seguía buscando tiros exteriores, daba igual si entraban o no, las instrucciones desde el banquillo eran claras al respecto. McFadden era el único que estaba acertado desde más allá de 6,75 en estos instantes. Fallos del equipo azulón, en tiros relativamente cómodos, permitía que los visitantes se fueran de tres a falta de 3:32 para finalizar el tercer cuarto, 51-54, tras canasta de Sebas Saiz.

Y llegó la jugada extraña del partido. Saiz machacaba de forma espectacular el aro burgalés cuando de repente la red no dejó salir el balón y lo escupió. Al no haber atravesado por completo éste la red la canasta no subió al marcador. Esta acción provocó el enfado del banquillo del Iberostar Tenerife que pedía explicaciones a los árbitros.

Finalizaba el período e Iberostar Tenerife, quien había buscado más tiros de 2 equilibrando la balanza con los triples, seguía mandando pero de forma ajustada, 54-56. Todo quedaba para los últimos diez minutos.

Transcurría el primer minuto del último cuarto y el nerviosismo provocaba errores de unos y otros. Los jugadores del equipo tinerfeño movían el balón buscando algún triple de BeiránMcFadden; pero la buena defensa de San Pablo Burgos les dificultaba anotar, obligándoles a realizar posesiones largas. De esta forma llega un nuevo triple para McFadden que colocaba el 62-61. Fue en este instante cuando el equipo entrenado por ‘Epi’ conseguía su máxima ventaja gracias a un parcial de 10-4 tras triple de Fitipaldo, 72-65. Txus Vidorreta tenía que pedir tiempo muerto para intentar espabilar a unos jugadores que se habían visto sorprendidos por el rival en los últimos minutos. Un canastón de Thompson a falta de 1:12 casi sentenciaba el partido, 75-66.

El canario Álex López había complicado el juego a McFadden con una gran defensa que sirvió para frenar al hombre más importante en el esquema de Iberostar Tenerife. La intensidad defensiva de López era el reflejo del gran trabajo de equipo realizado por San Pablo Burgos en el último cuarto, y que había servido para llevarse la victoria por 79-68.

San Pablo Burgos (20+16+18+25) 79: Ognjen Jaramaz (7), Branden Frazier (13), Javi Vega (4), ‘Slava’ Kravtsov (2), Vlatko Cancar (2) -cinco inicial-; Bruno Fitipaldo (11), Álex Barrera (2), Goran Huskic (14), Dino Radoncic (3), Deon Thompson (14), Álex López (7)

Iberostar Tenerife (23+18+15+12) 68: Rodrigo San Miguel (0), Thad McFadden (20), Javier Beirán (12), Colton Iverson (5), Tim Abromaitis (10) -cinco inicial-; Lucca Staiger (3), Mamadou Niang (1), Nico Brussino (0), Ferrán Bassas (9), Sebas Sáiz (5), Pierre Gillet (3)