Sábat y Llovet lideraron el triunfo de los hombres de Moncho Fernández, en un encuentro en el que ambos conjuntos ya tenían marcado en rojo en el calendario desde el inicio de la temporada. Los pimentoneros fueron a remolque durante casi todo el encuentro, y su dureza defensiva no pudo verse recompensada por el acierto en los tiros de campo o su hipotética superioridad física en la pintura.

El Monbus Obradoiro se presentaba en el Multiusos con Obst y De Zeeuw bajas. El primero por resentirse de su esguince y el segundo por la conocida rotura de fibras, aún en periodo de recuperación.

El UCAM Murcia tenía las dudas de Mitrovic y Radoncic por molestias en la rodilla y gastroenteritis respectivamente, pero al final ambos jugaron, aunque en el caso de Radoncic haya sido testimonial.

El primer cuarto fue el más igualado, no tanto desde la estrategia, por la desventaja teórica que tiene un entrenador nuevo para la plantilla visitante, sino por el poder físico y atlético puesto en cancha por Sito Alonso, frente a Brodziansky y Singler por parte local.

Los locales consiguieron 15 de los 23 puntos desde los 6,75 mientras que los universitarios solo 12, de ahí la diferencia al final de cuarto (23-20), aunque con más errores por parte visitante en tiros de campo que eran compensados por su capacidad reboteadora. Doyle, Soko y Rojas eran los que tomaban la responsabilidad roja, frente a la pólvora de Vasileiadis y Sàbat.

El segundo cuarto por el contrario fue más desequilibrado, con diferencias locales que llegaron a ser de diez puntos en los primeros cinco minutos, gracias a la entrada de Hlinason y el trabajo defensivo de Llovet, aunque también es cierto que facilitadas por la rápida entrada en bonus de los hombres de Sito Alonso.

En los siguientes cinco el trabajo ofensivo de Booker fue capital para acercar a los suyos a la igualdad cuando tan solo quedaban cuarenta y seis segundos para el descanso (41-41). En este corto espacio de tiempo los locales consiguieron un increíble 7-0 desde los tiros libres y una estratosférica triple de Vasileiadis sobre la bocina. En esta ocasión propiciada por las malas decisiones murcianas previas y una pérdida absurda con pressing de salida.

El tercer cuarto sería un calco del segundo, con diferencias locales otra vez en los diez puntos al ecuador, siendo protagonistas Llovet y Singler. Pero a ello le siguió una racha positiva de los murcianos, esta vez con Doyle, Urtasun y Oleson en el juego de perímetro.

En los tres últimos minutos se enjugó la diferencia que con esfuerzo habían conseguido los hombres de Moncho Fernández y Mitrovic colocó a tan solo cuatro a los suyos con una posesión para finalizar este cuarto (65-61).

El último cuarto comenzó con una igualdad absoluta en el que afloró de nuevo la dureza defensiva de los pimentoneros y una oportuna triple de Kloof (67-67, a los tres minutos). Pero a continuación otra racha de Simons y Navarro colocan de nuevo en franquicia a los suyos desde el perímetro, que provoca un tiempo muerto de Sito Alonso.

Quizá fuese éste el momento clave del encuentro, donde el perímetro universitario se atascó y Llovet fue dueño y señor de la pintura mientras estaba incomprensiblemente emparejado con Rudez, que puede que no fuese el hombre más idóneo para defenderle.

A tan solo dos minutos para el final los hombres de Moncho Fernández alcanzan su máxima renta (85-72) y el encuentro está virtualmente decidido. El resto del cuarto se solucionó desde los tiros libres ante el “aturullamiento” pimentonero, con la ansiedad de conseguir puntos en el menor tiempo de posesión posible y buscar las pérdidas locales, que no se produjeron en esta ocasión. Sólo cinco en todo el encuentro por parte de los compostelanos a pesar de la dureza defensiva rival.

El próximo sábado 9 de febrero a las 18 horas el Monbus Obradoiro visitará la Fonteta para enfrentarse al Valencia Basket, mientras que UCAM Murcia hará lo propio el domingo 10 de febrero a las 17 horas en O Pazo dos Deportes de Lugo, para enfrentarse al Cafés Candelas Breogán.

91 – Monbus Obradoiro (23+25+17+26): Sàbat (17), Llovet (14), Brodziansky (5), Singler (10), Vasileiadis (18), -quinteto inicial- Simons (6), Spires (3), Navarro (10) Hlinason (6), Pozas (2).

79 – UCAM Murcia (20+21+20+18): Soko (7), Tumba (0), Rojas (5), Booker (14), Doyle (14) -quinteto inicial- Urtasun (7), Radoncic (0), Kloof (6), Rudez (9), Mitrovic (5), Oleson (6), Cate (6).

Árbitros: Pérez Pizarro, Serrano, González Gálvez. Expulsaron, por acumulación de faltas, a Pepe Pozas, del Monbus Obradoiro; y a Ovie Soko y Charlon Kloof, del UCAM Murcia.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4.970 espectadores.