Un Valencia Basket de menos a más se terminó llevando el encuentro ante el San Pablo Burgos por 77-87. Inconmensurable la labor de Will Thomas, siendo el hombre más destacado del encuentro y probablemente de la jornada con 35 de valoración. 

Partido  correspondiente a la jornada 12 de Liga Endesa y que se disputaba en el Coliseum de Burgos ante 9.083 espectadores. Los árbitros encargados de dirigir el partido fueron: Carlos Cortés, Luis Miguel Castillo y Arnau Padros. No eliminaron a ningún jugador.

Los conjuntos llegaban a este encuentro con dinámicas diferentes a este enfrentamiento. Los jugadores de ‘Epi’ habían sufrido una derrota ajustada en Madrid ante Movistar Estudiantes por 80-79. Por su parte, Valencia Basket llegaba al partido de hoy después de haber ganado de forma clara y contundente a Morabanc Andorra en la jornada anterior por 91-72.

Si bien San Pablo Burgos llegaba a este partido sin ninguna baja, Valencia Basket aparecía en el Coliseum con ausencias muy importantes. Tal y como indicaba ACB en su parte médico,  Joan Sastre no jugaría por problemas en la espalda, al igual que Bojan Dubljevic quien sufría un esguince grado 2 en su tobillo izquierdo. Finalmente y sin esperarlo, San Emeterio fue baja de última hora por un proceso infeccioso e inflamatorio grave en su boca, el cual ha precisado tratamiento odontológico y revisiones con curas diarias.

Comenzaba el encuentro en el Coliseum de Burgos con cierto nerviosismo por parte de unos y otro.  De hecho la primera canasta llegaba tras dos minutos de juego por parte de San Pablo Burgos gracias a un tiro de dos convertido por Cancar. El conjunto burgalés se precipitaba en estos primeros minutos en buscar los tiros de tres de un Bruno Fitipaldo que no estaba acertado de cara al aro. Los jugadores de ‘Epi’ debían pausar más el juego y mover mejor el balón para encontrar canastas fáciles de sus hombre interiores (Thompson, HuskicKravtsov o Cancar). El equipo de Jaume Ponsarnau lo aprovechaba para mandar en el marcador, aunque de forma ajustada, 8-11 a falta de de 5:02 para finalizar el primer cuarto, tras canasta de Abalde. El San Pablo Burgos comenzó a mover mejor el balón en estos momentos, encontrando a sus jugadores más altos con facilidad.  Gracias a ello llegó un parcial de 7-0, que servía para colocarles de nuevo por delante en el electrónico (15-11, 2:48). Avanzaban los segundos y se llegaba al final del período. San Pablo Burgos, que estrenaba en la jornada de hoy nueva equipación, mandaba de forma ajustada en el marcador al Valencia Basket por tres, 21-18, después de haber llegado a dominar por siete.

Cancar lanza ante Abalde y Tobey
Fuente de la imagen: Diario Marca (vía web)

Hasta el momento el partido discurría por los derroteros de la igualdad. Al final la diferencia en el marcador la daban los tres tiros libres que habían anotado los burgaleses en los primeros diez minutos, por ninguno de los valencianos.

En el inicio del segundo cuarto, un parcial de 4-11 (25-29) del equipo taronja obligó a Diego Epifanio a pedir un tiempo muerto con el fin de mayor intensidad a los tuyos e indicarle a Jaramaz, especialmente, abrir más el campo en los contraataques. Pero los triples de Valencia Basket, tres en este período, estaban sirviendo para abrir cierta brecha en el electrónico de la cancha burgalesa, 32-39 a falta de 2:51 para el descanso, tras triple del veterano capitán Rafa Martínez. Un triple de Thompson y una bandeja de Jaramaz ponían el 37-39; pero un último arreón de Valencia Basket, gracias a un nuevo triple de Abalde y un canastón a la media vuelta de Thomas, ante la defensa de Thompson, volvían a darle la máxima ventaja al conjunto de Ponsarnau, 37-44.  Así se iban ambos equipos a los vestuarios.

Increíble que esta ventaja en el electrónico del conjunto levantino fuera sin lanzar ningún tiro libre en la primera parte. El partido continuaba por los senderos de la igualdad, estadísticamente hablando. Sólo en los lanzamientos de dos el Valencia Basket superaba a San Pablo Burgos, 13 lanzamientos convertidos frente a los 11 de los burgaleses. Los hombres más destacados en esta primera mitad habían sido Jaramaz por parte local con 9 puntos y Will Thomas en el Valencia con 10 puntos.

Se precipitaba San Pablo Burgos con los lanzamientos de tres en el inicio del tercer cuarto, tal y como había pasado en el inicio del encuentro. Ello lo aprovechaba nuevamente Valencia Basket para volver a marcharse sobre los diez puntos tras tiros libres de Thomas, 39-50 a falta de 7:20 para que finalizara el tiempo. Un parcial de 2-11 había servido para que se escapara el conjunto taronja. Una nueva canasta de Thomas, tras un mate a placer, obligaba a ‘Epi’ a pedir tiempo muerto. El técnico del equipo burgalés pedía estar más pendientes de las ayudas sobre el lanzamiento de Abalde y ayudar en ataque  más a Thompson Cancar con bloqueos que les permitieran penetrar cómodamente con el balón a canasta.

El Valencia Basket poco a poco iba rompiendo el partido, más 15 (39-54) tras canasta de dos de Matt Thomas a falta de 5:57 para que acabara el cuarto. Un parcial de 8-1 por parte de Burgos, y gracias especialmente a un triple y 2+1 de Frazier, el equipo local ponía el 47-55 en el marcador. Con un gran trabajo en defensa y buscando el acierto de su mejor hombre en estos instantes, San Pablo Burgos había puesto freno al acierto valenciano.

Fitipaldo seguía sin aparecer por el Coliseum. El jugador uruguayo estaba realizando unos de sus peores encuentros en la Liga Endesa, por no decir el peor. Hasta el momento no había anotado y estaba con -3 de valoración. Sin lugar a dudas, San Pablo Burgos echaba de menos sus triples.

Se llegaba al final de un tercer cuarto en el que Valencia Basket seguía mandando, 51-64, gracias al gran trabajo de Will Thomas, que se estaba convirtiendo en el hombre del partido.

San Pablo Burgos intentaba recortar las diferencias en el último período, y poco a poco lo iban consiguiendo; pero los errores en los tiros libres impedían que pusieran el marcador más apretado. Así a falta de 4:28 para que el partido llegara al final, un mate de Jaramaz ponía el 67-72 en el Coliseum. Desgraciadamente para los intereses de los castellanos, un parcial de 1-8 volvía a alejar a Valencia Basket, 68-80 y sólo 3:01 por delante hasta el final del cuarto y del encuentro.

Los triples y el pobre acierto en tiros libres (60% frente al 92% del equipo taronja) lastraron el juego de San Pablo Burgos en la segunda parte. Terminaba el partido con victoria clara y trabajada en la segunda parte por parte de Valencia Basket por 77-87.

Los mejores de San Pablo Burgos fueron: Jaramaz con 14 puntos y  13 de valoración, y Thompson con 13 puntos y 19 de valoración. En el Valencia Basket destacaron Thomas con 24 y 35 de valoración y Labeyrie con 11 puntos y 17 de valoración.

Consulta aquí la estadística completa.

La próxima jornada, la número 13 (12+1 para los más supersticiosos de nuestros lectores), ambos cojuntos jugarán lejos de sus aficiones y ambos lo harán en la Comunidad de Madrid. San Pablo Burgos jugará en el Fernando Martín de Fuenlabrada ante el Montakit FuenlabradaValencia Basket hará lo mismo ante el Movistar Estudiantes en el WiZink Center.